+(591) 77372092

Ya he visto en internet bastantes críticas al coaching o a los coaches tildándonos como charlatanes, embaucadores y hasta manipuladores; y lo más interesante es que por lo visto la mayoría de estas críticas son debido a las personas que:

  1. No son coaches sino personas con habilidades y servicios que se relacionan al coaching.- Hoy día hay mentores y maestros que se hacen llamar coaches y también oradores que dan charlas motivacionales que se autodenominan coaches.
  2. No son buenos coaches.- Fuera de ello también hay coach que quizá están en los primeros inicios de su carrera, con algunos errores, una forma de trabajo todavía no muy desarrollada y quizá hasta falta de ética.
  3. Son personas sin ética que buscan dinero rápido.- Este es quizá la peor categoría que las anteriores, sobre todo en el mercado anglosajón es fácil encontrar testimonios falsos o historias de pobreza a la riqueza de la noche a la mañana con claras incongruencias y sin ninguna prueba de que haya realmente sucedido así (En lo persona este tipo de historias me gustan y me inspiran siempre y cuando sean reales y no ficticias con propósitos de marketing).

Gran parte de las críticas al coaching son por causa de personas que no practican el coaching como tal, sino personas que se hacen llamar coaches o mencionan el coaching sin aplicarlo, esto es como decir que la medicina es una estafa porque encontramos muchos curanderos cobrando cuantiosas sumas por curar enfermedades.

Lo que no es el coaching

Antes de proseguir considero importante determinar lo que es y lo que no es el coaching a lo cual pondré algunas aclaraciones:

1.- El coaching no es una boca que te habla sino un oído que te escucha.

El coaching no es dar conferencias, seminarios o talleres de autoayuda esa es una mala percepción que se hace del coaching confundiéndola con la oratoria, si bien el coaching puede hacerse grupal no se parece en nada a un evento donde hayan más de una docena de personas porque dudo mucho que “coach” hable con todos abundantemente, los eventos o grupos grandes no son aptos para aplicar coaching.

En el coaching el coach es quizá la persona que menos hable. Si un coach habla más que tu algo está mal en su coaching.

2.- El coaching no es hacerte preguntas para reflexionar

La esencia del coaching es el acompañamiento y la escucha, un coach utiliza preguntas como su principal herramienta pero también utilizar muchas otras técnicas, de hecho hay formas de utilizar estas preguntas y tipos de preguntas que no se utilizan en el coaching.

3.- El coaching no es asesoramiento ni decirte como vivir la vida

Ya he encontrado varios comentarios en los que las personas indican que no le pagarían a alguien por decirles como vivir su vida, y estoy muy de acuerdo con ellos en que no deberían pagar para que otra persona trate de enseñarles a hacer lo que tienen que hacer ellos mismos; en el coaching no damos órdenes, no decimos que hacer, no direccionamos a la persona a alguna opinión personal ni tomamos una decisión por el cliente.

De hecho eso es algo contra-intuitivo con lo que peleamos los coaches, siempre que escuchamos el problema de alguien ya estamos pensando la posible causa y la posible solución del problema; a veces las personas diagnostican en minutos un problema con el que su prójimo lleva años luchando. Los coaches recibimos entrenamiento para evitar esa tendencia natural y evitar hacernos soluciones para los problemas del cliente sino enfocarnos en ayudar al cliente a que consiga sus propias soluciones.

Lo que no te puede (o no debería) prometer un coach

1.- Un coach no promete profundos y radicales cambios personales en periodos cortos de tiempo

Quienes lo hagan o están creando falsas expectativas o tratan de involucrarte en un evento motivacional que usan irresponsablemente técnicas de quebrantamiento emocional grupales o personales que deberían ser ejecutadas por un psicólogo luego de examinar que la persona no cuenta con ningún problema que pueda verse afectado con los ejercicios que se plantean (esto es lamentablemente una de las prácticas más dañinas a las que se ha involucrado al coaching, el coaching no tiene nada que ver con eventos con ejercicios de quebrantamiento emocional).

2.- Un coach no puede prometerte el éxito

Hay personas que simplemente no son coacheables, pueden darse cuenta luego de varias sesiones que simplemente el coaching no es para ellos, en última instancia el éxito de la persona depende de ella, esto no sólo es válido para el coaching sino también para el asesoramiento y muchas otras cosas en la vida.

3.- Un coach no debería dar la impresión de haber encontrado una forma segura, fácil y rápida de ser exitoso para querer vendértela

Esta es una estrategia que lamentablemente les funciona a muchos malos coaches o pseudocoaches y es el tratar de impresionar a otros con sus logros dando la impresión que ha encontrado una forma segura, fácil y rápida de lograr el éxito y que te la enseñará si adquieres sus productos. Puede que lo que brinden sea útil pero he visto tarifas de coaching de miles de dólares por personas que no se sabe mucho de ellas salvo lo que ellas mencionan de si mismas.

¿Es el coaching una estafa?

Siendo objetivos hay muchas personas no preparadas, faltas de ética y también podríamos llamar estafadores en este nicho de mercado pero el coaching en sí no es una estafa, una de las cuestiones que no me gustan es lo sobrevalorado que están las certificaciones de coaching y el escaso control que hay acerca de la calidad de la formación que se oferta en esta actividad (He visto certificaciones de coaching de tan sólo un fin de semana a cientos y hasta miles de dólares).

Como muchas otras industrias el Coaching también tiene bastantes malas prácticas además de estar bastante adentrada en el mercantilismo y la falta de regulación oficial.

Sin embargo también cuenta con beneficios que no se hallan fácilmente en otras industrias como ser el planteamiento y seguimiento de las metas personales, la flexibilidad con la que se trabaja, el tener un oído que te escuche, el proceso guía que cuenta con una serie de principios para tener un coaching efectivo.

Compartir es Bueno

Si te gustó el contenido compártelo con tus amigos.
close-link

Send this to a friend